Imposible. La cantidad de conocimiento que existe en el mundo hace que esa hazaña de saberlo todo sea simplemente imposible. Sin embargo, muchos creen saber todo de todo y, peor aún, de todos. 

Esa inclinación a la todología se agrava con las redes sociales y el tal San Google. Tenemos la impresión de que lo podemos saber todo y que un rápido google search nos despejará cualquier duda. La realidad, sin embargo es mucho más compleja que un par de páginas de internet. La vida requiere tomar decisiones dentro de contextos complicados y únicos. 

El conocimiento siempre será limitado y mucho más la capacidad de tomar decisiones. Comprender nuestro propio entorno y circunstancias es una ardua tarea. 

Dicho esto, me queda plantear sólo una duda… ¿cómo es posible que haya gente que cree que puede decidir por los demás?

No hay comentarios

Dejar una respuesta