César Calderón recibe reconocimiento

De naturaleza tímida y con pocas palabras, César Calderón sonreía en las fotografías de los medios mientras sostenía la placa en la que se leía su reconocimiento: “Segundo lugar en el Premio Universitario ESET”. Este logro lo alcanzó por presentar un ensayo titulado “Hacking con Powershell”. Claro, esto puede sonar a jerigonza para quienes no estudian sistemas, pero para él y los cientos de postulantes de toda Latinoamérica, es un aliciente para aportar conocimiento de utilidad sobre ciberseguridad.

“Para nosotros este es como un semillero. Lo decimos con orgullo, desde hace años que los guatemaltecos llegan a los primeros lugares de este premio. César no solo destacó entre 130 postulantes guatemaltecos, sino a nivel regional”, aclara Bernabé Aguilar, gerente de ventas de ESET Guatemala. Similar sentimiento manifestaban las autoridades de la Universidad Mariano Gálvez, que celebran que dos de sus estudiantes sean reconocidos en América Latina.

Estas historias no engrosan las páginas de los medios. No hay gran fanfarria alrededor de los logros de estudiantes guatemaltecos que destacan por realizar un trabajo honesto a nivel latinoamericano. Vemos más noticias de farándula y de política que de estas buenas historias, pero así y todo, César viajará a Argentina a la Ekoparty 2017 y conocerá cómo funciona ESET internacional para combatir el cibercrimen. De nuevo, quizá para nosotros esto sea poco importante, pero si tenemos smartphones, tablets y laptops en las que almacenamos información confidencial y personal, deberíamos prestar más atención a estos premios y a lo que estos estudiantes están aportando al combate de las amenazas cibernéticas.

“Muchos de los estudiantes ganadores han sido contratados por ESET o por empresas que han reconocido el talento de estos jóvenes, a lo largo de lo años. Les abre puertas para mejorar su realidad y desarrollarse profesionalmente”, agrega Aguilar.

¿Por qué no le prestamos más atención a estos premios? ¿Por qué no aplaudimos a estos jóvenes más seguido? ¿Por qué no sabemos que existen, siquiera? Pienso que hay muchas enseñanzas en estos pequeños reconocimientos, dignos ejemplos a seguir, ejemplos positivos que necesitamos cada día más en esta sociedad.

Felicidades a César y a Álvaro Arana (ganador del quinto lugar), no se trata solo de poner en alto el nombre de Guatemala. Se trata de que su historia es inspiradora para quienes tenemos la fortuna de conocerla.

 

César Calderón recibe reconocimiento
UMG recibe galardón para Álvaro Arana

No hay comentarios

Dejar una respuesta